Brasil vs Belgica EN DIRECTO Mundial Rusia 2018

un el espectacular estadio de Kazán, con el original nombre de Kazan Arena,no se hablaba ayer de otra cosa que no fuera Neymar. Y eso que en juego están las semifinales del Mundial y que Brasil, la gran favorita, se mide a un equipazo como Bélgica, la eterna aspirante. Pero el 10 de Brasil lo eclipsa todo por ahora. Y no precisamente por sus goles, sino por el show que le rodea.

A pocos minutos de que Tite compareciera ante la prensa, en una sala de conferencias abarrotada, las carcajadas retumbaban en los micrófonos de los voluntarios encargados de dar paso a las preguntas. Eran los periodistas belgas riéndose al ver en bucle los vídeos que inundan las redes parodiando a Neymar. El de los niños tirándose al suelo es el producto estrella para los reporteros que siguen a los Diablos Rojos en Rusia, que tenían bien preparadas sus preguntas para el seleccionador brasileño. Desestabiliçao, dicen en Brasil.

En la concentración de la Canarinha también han visto los vídeos. Pero no se ríen, toman nota y callan. La motivación por el hexacampeonato es mayor si cabe gracias a las críticas que está recibiendo Neymar, al que le han prohibido hablar para que mande callar sobre el césped. “Nosotros sabemos lo que está pasando aquí. Yo ya hablé de este tema sobre Neymar y lo mejor para nosotros es mirar los videos y ver lo que le hacen a Neymar. Yo estoy contento con el trabajo que hace el jugador con o sin balón y es lo que me pone feliz. Todo lo demás nos da igual. Aquí hemos venido a ganar”, aseguraba Tite,molesto por tener que defender a su estrella en cada rueda de prensa, pero convencido de que Neymar hablará en el césped.

Siguiendo las instrucciones de la CBF, desde donde creen que hay una campaña mundial para que Brasil no sume su sexta estrella a su camiseta amarilla, Neymar tampoco habló este jueves. Y sólo lo hará tras el partido si es nombrado MVP por la FIFA. Si no, callará hasta que, como tiene en mente, gane el Mundial. Y entonces estallará. Lo tiene todo planeado el jugador brasileño, en modo diablo ante los diablos de Roberto Martínez. Tiene noche grande.

Neymar, que grababa con su móvil el espectacular recibimiento que les dio la torcida, es el encargado de liderar a la Seleçao en la cita más dura que se les presenta en este Mundial. El primer mata-mata -así llaman en Brasil a las eliminatorias- lo solventaron por la vía fácil ante México, pero saben que Bélgica es otra historia.

Hazard, De Bruyne, Lukaku, Mertens, Courtois… la nómina de jugadores belgas impresiona hasta al seleccionador brasileño, que confía en la mentalidad de sus jugadores para sacar adelante el partido. “Hemos demostrado en este campeonato ser muy fuertes y así tenemos que seguir“, decía el seleccionador, que revelaba varios secretos.